HeraldNet.com  
Published: Friday, April 24, 2015

Parte IV: Aislados Entre la Multitud
El adolescente de Laos estaba escuchando voces diciendo que él necesitaba morir. No estaba durmiendo o comiendo. Estaba perdiendo peso. Y estaba convencido de que una fuerza estaba tratando de empujarlo del segundo piso.

Diagnosticado con tener clásico síntomas de esquizofrenia, él recibió medicaciones pesadas.

Después de ser tratada en un hospital siquiátrica, con poco progreso, él fue mandado al Servicio de Consejería y Referimiento Asiático en Seattle.

La organización sin fines de lucro tiene personal bilingüe que hablan 15 lenguajes y dialectos asiáticos, sirviendo alrededor de 1,000 clientes cada año. Muchos son refugiados de Vietnam, Cambodia y Laos.

Un empleado que sabía el lenguaje de Laos empezó a trabajar con el joven y programó una serie de reuniones con miembros de la comunidad de Laos, dijo Yoon Joo Han, quien supervisa el programa de salud de comportamiento de la organización.

Sus compatriotas recomendaron un remedio inusual: rasurarle la cabeza y que se volviera un monje budista.

Su condición mejoró, dijo Han. Y la organización sin fines de lucro continúa trabajando con él y su familia, proveyendo medicamentos que lo ayudan a dormir.

Asiáticos frecuentemente sienten una vergüenza intensa en ser diagnosticado con problemas de salud mental o buscando servicios psicológicos ¿ un estigma que consejeros dicen que también es común en la cultura latina.

En muchas culturas asiáticas, el estigma es tan fuerte que personas no se quieren asociar con o casarse dentro de una familia quien tiene a alguien con una enfermedad mental, dijo Han. "Gente no entiende que es como una enfermedad física, no es porque tienes una voluntad débil".

En el caso del adolescente, miembros de la comunidad hicieron su recomendación después de escuchar la historia de la familia, dijo Han.

Su abuelo había cometido un asesinato en el país de origen de la familia. Los problemas del chico, dijeron ellos, eran el resultado del pecado de su abuelo. Porque su abuelo tomó una vida, un espíritu estaba tratando de tomar la vida de su nieto.

"Nuestra creencia es que si personas creen en eso; ellos han tenido esa creencia por cientos de años", dijo Han

"Si no entiendes la cultura y asumes incorrectamente, vas a errar en el diagnóstico del problema. Entonces cualquier servicio o tratamiento que des no será efectivo."

Unos lenguajes asiáticos no tienen palabras que reflejan problemas de salud mental como depresión, síntomas sicóticos o esquizofrenia.

A pesar de eso, estas enfermedades pueden ser discutidas en maneras que se pueden entender y culturalmente aceptables, dijo han. "Se necesita a alguien quien tiene la habilidad de traducir una experiencia en algo que se pueda tomar sentido".

En vietnamita, se puede explicar simplemente como teniendo problemas en despertarse y dejar la cama en la mañana, tener momentos de llanto e incluso que "tu hígado y corazón están pesados," dijo ella.

Un grupo de auto ayuda que se reúne en el centro usa cantos budistas, en lugar de reuniones de Alcohólicos Anónimos, para pelear y recuperarse del alcoholismo ¿ otro ejemplo de cómo costumbres tradicionales son incorporadas en el tratamiento de los pacientes.

"Tú tienes que entender el enfoque occidental y el enfoque oriental", dijo Han. "Eres un científico pero también un artista".

Refugiados forzados de abandonar sus países por guerra, opresión política o discriminación religiosa, pueden sufrir de sentimientos de estar fuera de sitio y shock cultural, dijo ella,

En su país de origen, ellos podían haber sido respetados y tener posición de poder debido a sus habilidades: leer los vientos por cambios en el clima, saber cuando la lluvia viene en camino o el tiempo adecuado para cosechar.

"En este país, eso no es útil; no es respetado", dijo ella. "Su estatus y poder ha desaparecido. Tú tienes que depender en tus nietos para comunicarte.

Otros sufren de trauma emocional.

"Cuando escuchas una historia individual, vas a entender que tan traumático fue", dijo han, "como ir a través de la jungla sin comida y agua, bichos chupando la sangre de tus piernas, el miedo de pasos en el otro lado de la selva, el asesinato de un miembro de familia y ver su cerebro que explota, un bebé muriendo debido a la falta de leche materna".

"Ellos fueron victimizados y todavía ellos son sobrevivientes", dijo ella.

"Ellos pueden haber perdido esperanza¿ ellos pueden no entender que hay ayuda disponible.

"Nuestro trabajo es encontrar esperanza para ellos".



Sharon Salyer and Alejandro Domínguez’s reporting on the mental health challenges faced by Hispanics is part of a health journalism program offered through the Annenberg-California Endowment Health Journalism Fellowships, administered by the University of Southern California Annenberg School for Communication.

Table of contents
I: Alone Among Us (English)
I: Aislados Entre la Multitud (Español)

II: Fear of 'Loco' Label (English)
II: El miedo de ser llamado Loco (Español)

III: Cultures Turn to Traditional Ways to Heal (English)
III: Mezclando Los Dos Mundos (Español)

IV: Mental illness carries stigma among Asian cultures, too (English)
IV: Hispanos no son los únicos (Español)

Mental Health Resources
English
Español

Audio and Video
View a video feature about the Immigration and Customs Enforcement detention center in Tacoma.
View an audio slideshow about the practice of Jorge Ruiz Chacón, a curandero or natural healer.
Listen to Cristina Mendez-Diaz talk about being at the ICE detention center and her struggle with depression.
(Click play button below)
Listen to Jordan Torres talk during his time at Sea Mar's youth treatment center about his battle with drugs and depression.
(Click play button below)

Credits
Learn more about the writers, photographers and editors behind this project.
 
  |Contact Us |Advertiser Services |Home Delivery |Newsstand Locations |Classifieds |Feedback |About the Company |Work at The Herald |Site Map | © 2008The Daily Herald Co., Everett, WA.